Saltar al contenido

Eneatipo 6 como sanar

El eneagrama 6 es molesto

La atención de los Tipo 6 se dirige a evitar el peligro. Como tienen una sensación interna de amenaza y duda, los del Tipo 6 escudriñan su entorno en busca de peligros potenciales, centrándose en cualquier amenaza (incluso en las menores) y magnificándolas de forma desproporcionada. Su elevada vigilancia les lleva a veces a sacar conclusiones precipitadas, utilizando su imaginación para hacer implicaciones e inferencias sobre los peligros que sienten. Como los Seis dudan, quieren controlar lo que se encuentra tanto en el exterior como en el interior, en el presente y en el futuro.

La fijación del tipo 6 en la amenaza y la duda da lugar a numerosas preocupaciones estresantes. Para reducir el miedo, intentan afrontar o evitar todos los peligros posibles. La lealtad es de suma importancia para los Seises, por lo que se identifican con los desvalidos que se entregan a una causa. Los Seises desconfían de las autoridades con las que no pueden contar, por lo que se preocupan por el poder y la autoridad, intentando demostrar su valía e influir en los demás. Como los Sextos temen la falta de confianza y la traición de los demás, aseguran su buena voluntad mediante el deber y la calidez. Sin embargo, a veces los Seis proyectan su duda y desconfianza en los demás. Aunque pueden estar enfadados, intentan evitar la ira no infligiéndose a sí mismos en los demás. Por último, a los Seis les molesta sentirse acorralados o presionados, y son sensibles a los dobles mensajes. Para los del Tipo 6, todas estas acciones se derivan de su interminable intento de hacer que su existencia sea cierta y segura.

QUIZÁ TE INTERESE:  Como limpiar el suelo de marmol para que brille

Curación eneagrama tipo 6

Su incesante curiosidad por la información y las experiencias nuevas se refleja en sus historias (a menudo impresionantes) y en su facilidad de palabra. Al final de un día de trabajo, sus mentes suelen seguir zumbando con nuevas ideas que explorar.

Son encantadores contadores de historias con una pasión por diferentes aficiones, y ven el vaso medio lleno. Brillantes y expresivos, los Entusiastas ven el mundo como su patio de recreo y pueden considerarse los «niños eternos» del Eneagrama.

A diferencia de los Seis, que se enfrentan al miedo de forma directa, los Sietes están motivados para reprimir e ignorar los miedos en favor de las experiencias positivas. Por fuera, este tipo que busca la emoción puede parecer intrépido, pero es cuando los Sietes aprenden a aceptar sus miedos cuando realmente crecen.

Optimistas y optimistas, los Sietes pueden reformular fácilmente las emociones negativas para convertirlas en positivas. Internamente, restan importancia a las experiencias negativas y buscan el lado positivo. Cuando están sanos, los Sietes son personas extremadamente edificantes e inspiradoras. Cuando están menos sanos, este tipo de personas pueden mostrarse fuera de la realidad o incluso narcisistas.

Meditación del Eneagrama 6

La atención de los Tipo 6 se dirige a evitar el peligro. Como tienen una sensación interna de amenaza y duda, los del Tipo 6 escudriñan su entorno en busca de peligros potenciales, centrándose en cualquier amenaza (incluso en las menores) y magnificándolas de forma desproporcionada. Su elevada vigilancia les lleva a veces a sacar conclusiones precipitadas, utilizando su imaginación para hacer implicaciones e inferencias sobre los peligros que sienten. Como los Seis dudan, quieren controlar lo que se encuentra tanto en el exterior como en el interior, en el presente y en el futuro.

QUIZÁ TE INTERESE:  Como instalar un plato de ducha

La fijación del tipo 6 en la amenaza y la duda da lugar a numerosas preocupaciones estresantes. Para reducir el miedo, intentan afrontar o evitar todos los peligros posibles. La lealtad es de suma importancia para los Seises, por lo que se identifican con los desvalidos que se entregan a una causa. Los Seises desconfían de las autoridades con las que no pueden contar, por lo que se preocupan por el poder y la autoridad, intentando demostrar su valía e influir en los demás. Como los Sextos temen la falta de confianza y la traición de los demás, aseguran su buena voluntad mediante el deber y la calidez. Sin embargo, a veces los Seis proyectan su duda y desconfianza en los demás. Aunque pueden estar enfadados, intentan evitar la ira no infligiéndose a sí mismos en los demás. Por último, a los Seis les molesta sentirse acorralados o presionados, y son sensibles a los dobles mensajes. Para los del Tipo 6, todas estas acciones se derivan de su interminable intento de hacer que su existencia sea cierta y segura.

Eneagrama 6 pérdida de peso

Este tipo de carácter se beneficia enormemente de la terapia y de una mayor comprensión de sí mismo para controlar su ansiedad y sus necesidades emocionales cambiantes. Crecen al darse cuenta de lo mucho que se aferran a la seguridad y se vuelven más confiados en que las cosas de la vida se desarrollarán favorablemente. Intentan resolver sus sentimientos de ansiedad con arrebatos de agresión mal dirigida contra los que les rodean, lo que aleja a quienes les apoyan, haciéndoles sentir más ansiosos y generando preguntas del tipo «por qué» en sus mentes que no hacen más que dar vueltas, por lo que se benefician de la comprensión de las estrategias inconscientes que están utilizando para sentirse mejor consigo mismos. Detenerles el auto-castigo y la auto-duda y permitir que surja una confianza más natural. Enseñarles que planifican 10 pasos por adelantado (para estar seguros y protegidos) cuando todos los demás sólo planifican 3 pasos por adelantado y que su estado de ánimo puede cambiar 180 grados en un instante, y eso inquieta a los demás. Ayudarles a ser capaces de recibir críticas o consejos sin ponerse paranoicos y a la defensiva.